Novedades‎ > ‎

En Oracle ¿Empleados, personas o puestos de trabajo?

publicado a la‎(s)‎ 10 jul. 2017 7:24 por Comité de Empresa Oracle Madrid Madrid   [ actualizado el 10 jul. 2017 7:27 ]
    Cuando hablamos de 252 despidos, ¿de qué?, o mejor dicho, ¿de quién estamos hablando? ¿Hablamos de empleados, de puestos de trabajo o tal vez de personas? y ¿da igual el término que utilicemos? ¿Son equivalentes, o simplemente no importa que nombre utilicemos?

    Aparentemente no da igual qué nombre utilicemos, y sin duda hay diferencias muy grandes entre "una persona" y "un puesto de trabajo". Y una de la razones que parecen confirmar que efectivamente no da igual, es que la empresa en estas situaciones prefiere evitar estas denominaciones y se siente más cómoda con términos tales como, "los afectados" o "el colectivo" o incluso, en muchas ocasiones, prefiere directamente evitar apelativos y referirse directamente al número: "252".

    Y… entonces… ¿De quién hablamos cuando nos referimos a los 252 "afectados"?  ¿Empleados, puestos de trabajo o personas? Particularmente creo que hablamos de los tres y de tres cosas diferentes:

    Hablamos de "empleados" que en su día llegaron a un acuerdo con Oracle, según el cual el empleado aportaría su cualificación, experiencia, habilidades además del esfuerzo diario durante 8 horas (por lo general bastante más) cinco días de cada semana para ayudar a Oracle en sus objetivos de negocio y creación de riqueza para sus accionistas. El empleado está de acuerdo con apostar su futuro en esta empresa descartando cualquier otra oportunidad a la que pudiese optar en su momento, a cambio de lo cual la empresa acuerda (implícitamente) facilitar las condiciones de trabajo de este empleado y garantizar un futuro profesional razonable y estable. Por ello, cuando la empresa finiquita de forma inmediata y sin justificaciones claras este contrato, a pesar de que el "empleado" ha cumplido cabalmente su parte del compromiso, Oracle está incumpliendo su compromiso moral y ético (tal vez no legal) con este "empleado".

    Hablamos también de "puestos de trabajo" que en algún momento crea Oracle en España como resultado de un contrato social, según el cual España (sus leyes y sus instituciones) ofrece  condiciones favorables para Oracle, en la forma de un mercado atractivo, unas leyes justas, infraestructuras, servicios y calidad de profesionales, a cambio de una determinada cantidad de "puestos de trabajo" de cierta calidad. Puestos que Oracle podría haber decidido crear en otro escenario pero prefiere España por las condiciones que aporta. Y cuando la empresa termina de forma inmediata y sin justificaciones claras este convenio, a pesar de que España haya cumplido su parte del compromiso, Oracle está incumpliendo su compromiso social (y tal vez legal) con España, y tal vez España podría replantearse si es éste el tipo de empresas por las que quiera apostar en el futuro para su fuerza de trabajo; empresa que crea puestos de trabajo "golondrina" que hoy están en España y mañana hacen nido en Rumanía o en la India.

    Y hablamos de "personas" que algún día optaron por un proyecto de vida ligado a Oracle;  motivados, no necesariamente por las condiciones laborales que ofrecía Oracle y que seguramente eran similares a las de otras empresas, sino por los valores y principios por los que decía regirse esta empresa; valores tales como: conciliación laboral, honestidad, respeto e igualdad. Hablamos de personas que toman decisiones personales y familiares basadas en la creencia de que si ambas partes valoran y respetan los mismos principios, esta relación debe tener un futuro prometedor para ambas partes.

    Es así como nos encontramos con una situación (difícil de calificar) en la que por razones de "optimización de rentabilidad" Oracle decide incumplir un convenio moral, e incluso quizás legal, con estos empleados, con estas personas, y con este país.
Y no olvidemos, que cada persona (no tomate, no tuerca) es un ser humano, con unas responsabilidades de vida. Por lo tanto, hablamos de FAMILIAS completas en muchos casos, de sueños, de proyectos…. 
                En definitiva el término PERSONAS va mucho más allá.