¿ ME HAN DESPEDIDO, Y AHORA QUE TENGO QUE HACER ?

publicado a la‎(s)‎ 12 jun. 2014 3:06 por Comité de Empresa Oracle Madrid Madrid   [ actualizado el 6 oct. 2016 9:53 ]

            Acabas de ser despedido y te asaltan miles de dudas. Tranquil@, en este artículo vamos a ayudarte a resolverlas. Lo que aquí te contamos es válido para cualquier empresa, no sólo ORACLE, y aunque pueda parecer exagerado merece la pena seguirlo a rajatabla ya que es TU DINERO lo que está en juego.

            Lo primero de todo; no se acaba el mundo. Es una putada que te despidan, sí, pero afróntalo con actitud positiva ya que la vas a necesitar y piensa que en este momento eres tú quien tiene el control de la situación ya que la empresa te tiene que pagar el finiquito, el paro lo vas a cobrar siempre  así como la indemnización (la cubre el Fondo de Garantía Salarial – en aquellos casos en que la compañía esté en quiebra o cerrando y “alguien” tenga que hacerse cargo).

            En primer lugar y antes de reunirte con RR.HH. recuerda que SIEMPRE puedes contar con el asesoramiento (físico e in situ) del Comité de Empresa y/o del delegado sindical (si estás afiliado a un sindicato, aunque en Oracle nuestro delegado sindical no hace estas distinciones). Esto es fundamental ya que ambos tienen experiencia en éste tipo de situaciones y los miembros del comité estamos todos los días de 11 a 13 horas en la sala del Comité en la planta 4.

            Una vez que te reúnas con RR.HH. lo primero que tienes que saber es que NO DEBES de firmar nada si no te dan una copia exactamente igual y que esté firmada por el responsable y sellada en todas sus hojas. Si decides firmar y tienes perfectamente claros los motivos del despido y estás conforme con ellos así como con las cuentas de la liquidación e indemnización puedes hacerlo sin problemas, pero en caso contrario añade siempre un NO CONFORME así como la fecha de firma. En todos aquellos documentos que se hable de dinero no firmes nada hasta no recibir el dinero (o el cheque correspondiente) o fírmalo indicando “pendiente de cobrar” y la fecha (incluso en caso de un talón). Si lo que te dan es un sobre con dinero no seas tímido; ábrelo y cuéntalo para asegurarte que es correcta la cantidad.

            Otra cosa que debes tener en cuenta es que no estás despedido hasta que no recibes la carta en la cual te lo notifican; esto es obligatorio y sin tal carta sigues siendo un trabajador en activo de la empresa por lo que tienes la obligación de acudir a tu puesto de trabajo ya que de no hacerlo así darías pié a un despido procedente por ausentarte de tu puesto de trabajo sin justificación. Ten en cuenta que tu relación con la empresa no finaliza hasta que no has disfrutado de las vacaciones pendientes o te las paguen. Además ten en cuenta que tienes una serie de plazos que cumplir; 20 días si vas a demandar a tu ex empresa y 15 para solicitar el paro, pero éste plazo no empieza a contar hasta que no has finalizado tu relación laboral con tu empresa.

            Ahora te contamos con detalle las partidas económicas de un despido :

-        Liquidación: son las retribuciones pendientes de pago al trabajador despedido,. Se compone a su vez de:

o   Salario: el equivalente desde el día 1 del mes en curso hasta el último día trabajado. En caso de no mediar preaviso de 15 días, incluiría los 15 días de salario.

o   Parte proporcional de las pagas extras: si NO están prorrateadas en la nómina regular que venía cobrando mes a mes, se deben incluir la parte proporcional de las pagas extras (por ejemplo, si te despiden con fecha del día 31 de marzo, justo en la mitad del período de devengo de la paga extra de junio, tendrían que abonar 3/6 partes de la paga extra)

o   Vacaciones pendientes de disfrute: el “balance” de vacaciones acumuladas desde el día 1 de enero hasta el último día trabajado se debe pagar en la liquidación. En el ejemplo anterior, si se tuviese derecho a 12 días de vacaciones anuales, cada mes se acumula derecho a disfrutar de 1 día de vacaciones, por lo que a 31 de marzo se habrían acumulado 3 días de vacaciones. Si no se ha disfrutado de ningún día de vacaciones, la empresa debería abonar 3 – 0 = 3 días de vacaciones pendientes de disfrute (por cierto, estos días de vacaciones la empresa debe cotizarlos a Seguridad Social como si el trabajador continuase de alta 3 días más, lo cual afecta también al derecho de solicitar prestación por desempleo, en su caso, ya que podría acudirse a la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal, antiguo INEM, justo a partir del día siguiente a la finalización de aquellos 3 días de vacaciones, es decir, desde el día 4º tras el despido hasta el día 15 + 4 = 19º día tras el despido)

-        Indemnización: la correspondiente en función del tipo de despido que comentaremos un poco mas adelante.

Que tipos de despido hay:

Dejando aparte los ‘despidos verbales’ que como ya os hemos comentado no son válidos, existen tres tipos de despidos; objetivo individual, disciplinario individual y despido colectivo. Vamos a contar que es cada uno de ellos y como actuar en cada caso.

-        Objetivo individual. Este puede ser por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción y en el cual cobrarías 20 días por año trabajado.  Este despido tiene que cumplir una serie de requisitos de forma y fondo que no siempre se cumplen por lo que, en caso de demanda, un juez podría anular el despido. Nuestra recomendación es que consultes con un abogado laboralista para ver si él cree que se dan las circunstancias anteriores.

-        Disciplinario individual. Este despido debe venir siempre acompañado de una carta en la cual explique la falta cometida y, además, no conlleva indemnización. Nuestra recomendación es que ante éste despido se demande a la empresa ya que es ella quien debe demostrar la falta cometida y que es merecedora del despido y no de otro tipo de sanción.

 -        Despido colectivo. Por desgracia con el cambio de legislación de Febrero de 2012 a los empresarios se lo han ‘puesto a huevo’ ya que lo tienen mas fácil para declarar las causas objetivas aunque por suerte la Ley de Jurisdicción Social de 2011 permite que cualquier empleado despedido lo impugne mediante demanda individual y en caso de que el ERE no cumpla los requisitos necesarios un juez podría anularlo con lo que TODOS LOS EMPLEADOS AFECTADOS tendrían que ser contratados de nuevo. Ojo, si te vuelven a contratar tienes que devolver la indemnización por lo que tendrás que estudiar si te compensa o no poner la denuncia.

         Un despido, independientemente del tipo que sea, puede tener tres ‘apellidos’; procedente, improcedente o nulo y la indemnización está en función del mismo.

o   Procedente: 20 días por año

o   Improcedente: 45 días por año hasta Febrero de 2012 y 33 días por año a partir de ahí

o   Nulo. Implica que el empleado debe ser readmitido

Como punto final nos gustaría hablar de los salarios de tramitación. El salario de tramitación es el que corresponde a tu salario desde el momento del despido al de la readmisión en caso de despido improcedente o nulo. Si el despido improcedente lleva una indemnización pactada con la empresa (los 45/33 días) no tendrás derecho a éstos salarios de tramitación


Artículo publicado en nuestra Revista Q-Zero n6